Bajo Duero | Objetivos
19896
page,page-id-19896,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,content_with_no_min_height,select-theme-ver-2.6,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
 

 

 

¿Quiénes lo forman?

Esta experiencia, pionera entre los centros de investigación antropológica de la Península Ibérica, surge en el seno de la Asociación Etnográfica Bajo Duero, cuyos socios participan en mayor o menor grado en su funcionamiento. Además de los responsables directos, personas que no pertenecen a la Asociación colaboran en diversas labores del Archivo: cesión y depósito de materiales, difusión de su actividad, investigación a partir de sus fondos, etc. Cualquier persona interesada puede participar en alguna de las muchas tareas que se precisan.

 

 

Trayectoria

Desde su puesta en marcha, ha desarrollado numerosos proyectos en sus distintos ámbitos de actuación. En 2004 contribuyó a la creación de la Red de Archivos e Investigadores de la Escritura Popular (www.redaiep.es), de la que forma parte activa. En 2006 organizó el I Simposio Internacional de Archivos e Investigadores de la Escritura Popular y en 2010 las Jornadas “Conservación e estudio de la escritura popular”.

 

 

 

¿Qué consideramos escritos populares?

En principio, consideramos escritura popular aquella que surge de la necesidad de comunicar la experiencia vital sin pretensiones literarias. Nuestro interés se centra en todos los materiales escritos por “no escritores” —es decir, personas ajenas a la élite social y cultural de una determinada sociedad: trabajadores del campo o de la ciudad, artesanos o pequeños profesionales— que contengan referencias a su vida cotidiana, a las relaciones familiares o sociales, ritos y costumbres, tradición oral, etc.
Pueden ser agendas con apuntes de cosas hechas, álbumes con textos explicativos, memorias o autobiografías, cancioneros, crónicas de sucesos locales, cuadernos misceláneos —en los que puede aparecer un poco de todo, textos copiados o recordados, apuntes propios, recordatorios, etc.—, diarios, cartas y tarjetas postales, libros de cuentas, libros de familia —en los que se apuntan los sucesos memorables como nacimientos, bodas, defunciones…—, cuadernos con relatos o poemas, recetarios de cocina, recopilaciones de citas, libretas con los “trucos” del oficio, calendarios de faenas agrícolas, cuadernos escolares, carpetas con papeles variados que acaso constituyan un modesto archivo familiar…

 

 

¿Cómo se recopilan los documentos y actividad del Archivo?

Los responsables del Archivo de la Escritura Popular son conscientes de la importancia que tienen los documentos personales para quienes los conservan, y defiende la necesidad de preservar ese legado en las mejores condiciones. El entorno familiar es, sin duda, su lugar natural, aunque con el paso del tiempo y la renovación generacional se van perdiendo garantías de conservación: los archivos se van disgregando y la mayor parte de los papeles son desechados.
El Archivo pone a disposición de las personas que poseen materiales escritos distintas fórmulas de depósito, acordes con las leyes, que en cualquier caso respetan la voluntad de los que quieran depositarlos, tanto en lo referido a la propiedad de los documentos como en el uso que se vaya a hacer de ellos: consulta, reproducción, etc.
Una vez formalizado el depósito, en el Archivo se comienzan las tareas de catalogación y reproducción, y si ésa es la voluntad del cedente, se devuelve el original, conservando el Archivo las copias correspondientes.

 

 

¿Cuál es su ámbito de actuación?

Aunque la Asociación viene desempeñando su labor de investigación etnográfica en la provincia de Zamora, la labor del Archivo no se limita a esta área. En tanto en cuanto no se implanten centros en otras zonas, se acogen documentos de toda la Península Ibérica, si bien será en el entorno castellano-leonés donde se trabaje con más intensidad.

 

 

 

¿Con qué instalaciones cuenta?

El Archivo está alojado en los locales de la Asociación Etnográfica Bajo Duero, donde se ha habilitado mobiliario apropiado para el almacenamiento y consulta de la documentación. Las personas interesadas en acceder a los fondos deben ponerse en contacto con los responsables, puesto que no se ha establecido un horario de atención al público.

 

 

 

¿Qué objetivos se persiguen?

La actividad que el Archivo pretende desarrollar se extiende por las siguientes áreas: sensibilización, recopilación, conservación, investigación, divulgación y promoción.

 

Responsables.

José Ignacio Monteagudo Robledo: aep@bajoduero.org filandar@hotmail.com , 650643702

Pablo Tobal Sarto: tobalpablo@hotmail.com , 680753723